miércoles, 28 de octubre de 2009

Características de las catedrales Góticas

La arquitectura gótica puso especial énfasis en la ligereza estructural y la iluminación de las naves del interior de los edificios. Surgió del románico pero acabó oponiéndose a la escasa iluminación interior de sus iglesias

Una de las características de estas iglesias, más conocidas como catedrales góticas es su gran altura. Siendo esto una representación de poder en cada ciudad ya que cada una se esmeraba por hacer la más alta. Inclusive hacían los pináculos cada vez más altos o más grandes para así aumentar el tamaño de la catedral.


El carácter esencial de la construcción es un tipo especial de bóveda por arista, en ojiva, por lo cual se le ha llamado también estilo ojival. Y va sostenida por arcos torales y diagonales que se apoyan unos contra otros, y sus empujes se equilibran con contrafuertes en el exterior. Este tipo de bóveda recibe el nombre de bóveda de crucería.

Otra característica fundamental del estilo gótico que se representa en las catedrales es la utilización de murales y vitrales los cuales las cuales eran elementos fundamentales de la decoración. Los vitrales permitían que la luz ingrese permitiendo tener un espacio luminoso; a diferencia del romántico en el los espacios eran oscuros. En los murales pudieron lograr la idea de perspectiva dando una ilusión de realismo y volumen.



(Vitral visto desde el interior de la Catedral de Saint Chapelle)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada